Ser freelance y tener vacaciones puede parecer una contradicción en términos, pero por suerte ¡no lo es! Es posible tomarse unos días de descanso. Aquí les dejo algunos tips sobre cómo preparar y manejar las vacaciones siendo freelance.

Planificar las vacaciones con antelación

Es súper importante planificar bien cuándo nos vamos a tomar vacaciones. A diferencia de un trabajo en relación de dependencia, en el que tenemos un equipo con quien coordinar, y unas tareas más claras y delimitadas, el freelance tiene que coordinar sus vacaciones con múltiples clientes. Por eso es necesario comunicarlo con buena anticipación y coordinar cómo se va a manejar el trabajo durante las vacaciones.

También se trata de saber elegir las semanas más tranquilas para tomarse vacaciones. Que no haya eventos o lanzamientos de producto, ni tampoco que sea justo la semana que hacés reportes o tenés mayor demanda con determinado cliente. A veces puede ser un juego de tetris de agenda, pero por lo general se puede siempre hay semanas y meses más tranquilos en todos los rubros.

Delimitar tu disponibilidad

Esto es importante en todo momento, marcar horarios de trabajo, y horarios en los que no atendés consultas ni respondés mails. Es necesario para todos tener un tiempo de desconexión del trabajo y de merecido descanso. Para esto muchas veces es necesario ponerle límites a los clientes, saber amablemente marcarle cuando y por qué medios estarás disponible. Sobre todo en vacaciones.

Por ejemplo, hoy en día es muy sencillo comunicarse vía whatsapp, pero es una comunicación invasiva que te puede interrumpir en tu momento personal. Por eso siempre trato de pedirles a mis clientes que se comuniquen por mail, y si insisten con whatsapp tomo la pregunta o pedido y respondo yo por email. Esto para las vacaciones es doblemente importante, si vas a optar por tomar algunas tareas durante tus días de descanso.

Adelantar trabajo, trabajar en vacaciones, o dejarle el cliente a un colega

Esto va a depender mucho del tipo de tareas que hagas. Si tus proyectos pueden esperar, siempre es mejor adelantar trabajo antes, y no tener que hacer nada en el descanso. Pero a veces es necesario conectarse un rato a hacer algunas tareas.

En mi caso es siempre necesario, sobre todo porque manejo cuentas de Instagram y no hay manera de programar automáticamente los posteos. Pero elijo bien qué tareas hacer y cuáles no. Conectarme dos minutos cuando me salta una notificación a postear algo en instagram no me significa una interrupción muy grande a mis vacaciones, en cambio sí lo serían otras tareas más estratégicas u operativas que requieran mucho tiempo. El tema es saber diferenciar y elegir en qué flexibilizamos y en qué decimos no.

También existe la posibilidad de dejarle un contacto de un colega a los clientes, o si fuera necesario que esté disponible en el día a día también se lo puede coordinar. Y siempre mostrarse accesible y estar disponible para emergencias.

¡Desconectarse y Disfrutar!

Puede parecer la obviedad más grande, pero siendo freelance uno siente la presión de estar siempre para sus clientes, sumado a que no tenemos aguinaldo, sueldo en vacaciones…. Bueno, puede ser desafiante desconectarse y tomarse unos días.

Pero como sabemos es vital para nuestra salud física y psíquica que tengamos estos descansos, aunque sean cortos, para renovar energías y volver con todas las pilas a continuar con el trabajo.

Publicado en trabajocomoquiero.staples.com.ar

Anuncios